nov
28
2012

La experiencia de Encarni, una española en Francia

C’est partie pour une nouvelle vie!

Después de acabar mi licenciatura y tras varios años de trabajos temporales y prácticas en empresa, me sentía completamente perdida. No veía que llegase mi oportunidad. Tenía amigas que habían estado como au pair en el extranjero pero nunca me decidía a salir yo también. Un día me di cuenta de que no tenía nada que perder y sí mucho que ganar. Así es como tres meses más tarde empezó mi aventura.
Llevo siete meses en Francia viviendo una experiencia increíble, y sobre todo, contenta de tomar este tiempo para mí, ya que no sólo aprendo un idioma, también me formo a nivel personal.
Todo en la vida tiene sus pros y sus contras, y el cuidar de niños y convivir con una familia que no es la tuya, no es siempre fácil. Personalmente, vivo muy buenos momentos con mi familia au pair y espero ser capaz de llegar hasta el final.
Según mi experiencia, hay cinco puntos que pienso que podrían ser los más importantes a tener en cuenta a la hora de salir como au pair:

  • 1. No tener miedo a salir de casa: la familia, los amigos,… y en general todas las comodidades diarias… No es fácil dejarlo atrás. Hay que concienciarse bien cuando dices: “me voy”. Es cierto que una vez que sales, sabes que siempre puedes volver a tu casa pero, ¿Romperías ese compromiso que haces contigo mismo?
  • 2. Cerrar condiciones: este es un punto muy importante. No tengas miedo a preguntar a la familia au pair todo lo que desees saber antes de partir. Después no habrá marcha atrás o pueden darse malentendidos. Es muy importante tener clara la ciudad en la que vas a vivir, medios de transporte, cuántos niños cuidarás, salario, si debes hacer tareas en el hogar, etc.Hay un viejo dicho que yo tengo muy presente: “Das la mano y te cogen el brazo”. Hay que ser precavidos, pero nunca tener miedo a lanzarse.
  • 3. Ocupar tu tiempo libre: aunque es cierto que cada familia y cada situación es diferente, por lo general, los au pairs disponemos de bastante tiempo libre. Es importante ocuparlo en hacer algo que nos guste, y por supuesto, hacer algún curso del idioma.No perder el tiempo (porque pasa muy rápido) y tener la mente ocupada es crucial. Además, te permite despejarte un poco de la vida “familiar” y hacer amigos.
  • 4. “Después de la tormenta, sale el Sol”: hay momentos difíciles, sí, y no hay que dejarse sobrepasar por las circunstancias. A veces, el cuidar niños o tratar con la familia, en ciertos momentos, puede hacerte llegar al límite; pero luego siempre hay grandes momentos que te compensan para seguir adelante. Yo siempre propongo “consultar con la almohada y mañana será otra día”.
  • 5. Fijar tu meta: hay que tenerlo claro. Si no, siempre se puede volver a casa. Pero si quieres llegar al final, sacar el idioma o incluso obtener un título… ¡Adelante!

Espero que mi “discurso” sirva a muchos para embarcarse en la aventura de su vida. Preferí escoger este camino, seguir formándome y viviendo cada día, que estar de brazos cruzados. Muchos me han dicho que pierdo el tiempo, que no tendré oportunidades dentro de mi sector laboral porque siempre habrá jóvenes más preparados o que habrán empezado antes que yo… A día de hoy pienso que yo tengo más oportunidades porque puedo dirigirme a más sectores, pero sobre todo, que tengo la suerte de dedicar este tiempo para mi, de vivir una experiencia que me ha hecho mucho más fuerte.

Hasta aquí la historia de esta española embarcada en la aventura de trabajo en el extranjero mientras estudia idiomas ¡Muchas gracias Encarni por contarnos tu historia! Y si tú también estás viviendo una experiencia en el extranjero, anímate y compártela, estaremos encantados de publicarla en nuestro blog. Puedes contactar con nosotros dejando aquí un comentario, a través de Facebook o escribiendo a info@idioming.com. Forma parte de las experiencias de Idioming & Jobs ¡Te esperamos!

Leave a comment


Ofertas Especiales

Ofertas Especiales - Cursos Ingles

Suscríbete a nuestro Blog

Visita Idioming.com

Idioming.com

Sigue Idioming & Jobs